Go to the page content
Prevención | 3 min. tiempo de lectura

Cómo mantener un peso saludable

Para conseguir un buen estado de salud, los y las profesionales de la salud recomiendan diferentes técnicas, que se ajustan a cada persona de manera distinta. No tiene una sola fórmula, por lo que con la ayuda de un médico se puede conseguir el mejor tratamiento para esta enfermedad.

Algunas maneras de mantenerse en un buen estado de salud son las siguientes:

Control del estrés

La tensión provocada por situaciones agobiantes como la crisis por COVID-19, problemas en el trabajo o una discusión con alguien cercano pueden ser situaciones estresantes que nos llevan, con el fin de calmarnos, a buscar una sensación de confort mediante el consumo de alimentos sabrosos y ricos en energía, lo que provoca mayores probabilidades de desarrollar obesidad.

Si ya se está bajo el estrés, se puede realizar ejercicios o actividades físicas que se disfruten para mejorar el estado de ánimo. También, se puede considerar la meditación para concentrarnos en el momento actual, en lugar de preocuparnos por el futuro.

A veces no es simple. Y las estrategias sugeridas anteriormente podrían funcionar solo para síntomas leves. Si son más graves, como agresividad, olvidos o dolores inexplicables, problemas de sueño y sentirse menos sociable, es importante buscar ayuda profesional. En estos casos, un profesional del cuidado de la salud capacitado puede encontrar mecanismos de defensa más saludables.

Preparaciones que pueden ayudar

Planificar y comprar comidas que satisfagan, como alimentos bajos en calorías, pero altos en proteínas y fibras.

  • Intentar no ir a comprar cuando se tenga hambre. 
  • Mantener los alimentos fuera de la vista en el hogar.  
  • Al comprar alimentos de alto contenido calórico, guardarlos en la parte de atrás del refrigerador o al fondo de la despensa. 
  • Al comer afuera o participar de una reunión social, sugerimos obtener el menú antes, buscarlo en línea o consultar las opciones disponibles como medias porciones o una preparación al plato en vez de tipo sándwich.

Dormir bien

7 a 9 horas de sueño son necesarias para que nuestro cuerpo y cerebro descansen y se recuperen.

La falta de sueño de buena calidad  afecta el estado de ánimo y, también, cambia el equilibrio hormonal de nuestro cuerpo, que desempeña un papel importante en mantener nuestro estado de salud. Es por esto que es importante implementar ciertas rutinas:

  • Respetar un cronograma de sueño, es decir, levantarse a la misma hora por la mañana, sin importar la hora a la que te fuiste a dormir la noche anterior.
  • Las siestas cortas, de 20 a 30 minutos, pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo, pero tomarlas demasiado tarde en el día puede afectar los patrones de sueño. 
  • Evitar comer una o dos horas antes de acostarse. En la noche no comer ni beber alimentos o bebidas estimulantes como café, té, chocolate negro o los refrescos. 
  • No tomar alcohol ni fumar antes de acostarse.

Además, se recomienda realizar actividades para relajarse antes de dormir como leer un libro o tomar un baño caliente y hacer que la habitación sea el mejor lugar para el descanso, sin tanta luz, ruido y evitar ver televisión.

Consultar a un médico

La obesidad es una enfermedad compleja, pero el tratamiento no tiene que serlo. Los y las profesionales del cuidado de la salud capacitados cuentan con el conocimiento y las herramientas para crear un plan de tratamiento que funcione para cada persona.

Hay una variedad de diferentes opciones de tratamiento científicamente comprobadas a las que puede acceder a través de su profesional del cuidado de la salud.

Entre ellas se incluyen alimentación saludable y actividad física, terapia conductual, medicamentos contra la obesidad y cirugía bariátrica. El plan personalizado incluirá diferentes tratamientos, según la situación particular.

Referencias
  • Chao A, Grilo CM, White MA & Sinha R. Food cravings mediate the relationship between chronic stress and body mass index. Journal of Health Psychology 2015; 20(6):721-729.
  • Guyenet S. The hungry brain. Outsmarting the instincts that make us overeat. New York: Flatiron 2017.
  • Forman E & Butryn M. Effective Weight Loss: An Acceptance-Based Behavioral Approach - Treatments That Work (Workbook Ed.). New York: Oxford University Press 2016.
  • Fox KR. The influence of physical activity on mental well-being. Public health nutrition 1999; 2(3a):411-418.
  • The Harvard Gazette. Health & Medicine: With mindfulness, life’s in the moment: https://news.harvard.edu/gazette/story/2018/04/less-stress-clearer-thoughts-with-mindfulness-meditation/ [Consultado en julio de 2019].
  • Spaeth, A. M. & Dinges DF. Sleep and obesity. In: Thomas A Wadden & George A Bray (eds.). Handbook of Obesity Treatment. New York: Guilford Press 2018.
  • Sapolsky RM. Why zebras don’t get ulcers. The acclaimed guide to stress-related disease, and coping (3rd ed.) St. Martin’s Griffin 2004.
  • Forman E & Butryn M. Effective Weight Loss: An Acceptance-Based Behavioral Approach - Treatments That Work (Workbook Ed.). New York: Oxford University Press 2016.
  • Salón K & Hammond HR. Dynamic Interplay Among Homeostatic, Hedonic, and Cognitive Feedback Circuits Regulating Body Weight. American Journal of Public Health 2014; 104:7.
  • Christensen B et al. Instrumentalization of Eating Improves Weight Loss Maintenance in Obesity. Obes Facts. 2017;10:633–647.
  • Hollywood LE et al. Healthful grocery shopping. Perceptions and barriers. Appetite 2013; 70:119-126.
  • PCNA News. The Journal of Cardiovascular Nursing 2015; 30:2:85-88.
  • Guyenet S. The hungry brain. Outsmarting the instincts that make us overeat. New York: Flatiron 2017.
  • Livelighter. The facts: Move often. https://livelighter.com.au/About-Physical-Activity/Move-Often [Consultado en junio de 2019].
  • Wadden TA et al. An Overview of the Treatment of Obesity in Adults. In: Thomas A. Wadden & George A. Bray (eds.). Handbook of Obesity Treatment. New York: Guilford Press 2018; 284-308.
  • Taheri S, Lin L, Austin D, Young T & Mignot E. Short sleep duration is associated with reduced leptin, elevated ghrelin, and increased body mass index. Plos Med; 2004; 1(3):62.
  • Ong J, Chirinos D & Yap B. Relationship Between Sleep Health and Your Weight: https://www.obesityaction.org/community/article-library/the-relationship-between-sleep-health-and-your-weight/ [Consultado en mayo de 2019].
  • Asociación Estadounidense de Psicología. Getting a Good Night’s Sleep With the Help of Psychology: https://www.apa.org/research/action/sleep [Consultado en junio de 2019].
  • NHS. How to get good sleep: Sleep and Tiredness: https://www.nhs.uk/live-well/sleep-and-tiredness/how-to-get-to-sleep/ [Consultado en junio de 2019].
  • National Sleep Foundation. What is sleep hygiene?: https://www.sleepfoundation.org/articles/sleep-hygiene [Consultado en junio de 2019].
  • Sharma MP & Andrade C. Behavioral interventions for insomnia: Theory and practice. Indian Journal of Psychiatry 2012; 54(4):359–366.
  • NHS. Daily Sleep Diary: https://www.nhs.uk/Livewell/insomnia/Documents/sleepdiary.pdf [Consultado por última vez en junio de 2019].
  • Spencer N. Easier said than done: Why we struggle with healthy behaviours and what to do about it. Action and Research Centre 2015; 5-32.
  • Figueiro M, Wood B, Plitnick B. & Rea M. The impact of light from computer monitors on melatonin levels in college students. Biogenic Amines 2011; 25:106–116

Artículos relacionados

Su cerebro es la mente maestra detrás de su peso
Mitos y realidades | 6 min. tiempo de lectura

Su cerebro es la mente maestra detrás de su peso

Mads Tang-Christensen, jefe de Investigación sobre Obesidad en Novo Nordisk, explica por qué algunas de las causas importantes que conducen a la obesidad están fuera de nuestro control, y qué podemos hacer al respecto.